La calabaza más grande del mundo

La calabaza más grande del mundo

Alrededor del mundo numerosos agricultores dedican su vida a cultivar hortalizas y frutas enormes que parecen sacados de una película de ficción. Entre ellos destacan las sandías, zanahorias e incluso cebollas, pero ningún otro es tan impactante como las calabazas gigantes.

Aunque no lo creas, el récord mundial por cultivar la calabaza más grande de todas es un título por el cual luchan muchas personas anualmente. De hecho, muchas ferias de hortalizas exponen estos enormes frutos, siendo motivo de atracción y un orgullo para su localidad.

En esta ocasión, te hablaremos sobre la calabaza más grande del mundo registrada hasta el momento, además de otros ejemplares de gran impacto.  

¿Cuál fue la calabaza más grande del mundo?

Stefano Cutrupi, poseedor del título de la calabaza más grande del mundo

El pasado octubre, el agricultor italiano Stefano Cutrupi obtuvo el título por la calabaza más grande jamás cosechada en la ciudad de Peccioli. La calabaza fue expuesta en la competición del festival de calabazas Campeonato Della Zuccone de la villa italiana antes mencionada.

Al ser pesada, la balanza indicó un peso de 2.702 libras, lo cual es equivalente a 13,9 onzas, o también, 1225 kilogramos. Esto le concedió el éxito inmediato al romper el récord mundial anterior de 2.624 libras, establecido en 2016 por el agricultor belga Mathias Willemijns.

Otro gran competidor, Mario Vangeel consiguió cosechar un ejemplar cuyo peso alcanzó los 1020 kilogramos sobre la báscula. Este agricultor Alemán afirmó que deseaba recuperar el oro para su país, aunque todavía no ha conseguido tal récord, pese a sus días de competición.

Detalles sobre el concurso

Cutrupi comentó que durante 14 años estuvo tratando de cultivar calabazas gigantes y que, finalmente había cumplido su sueño.

Según los expertos, cultivar estos gigantes no es una tarea sencilla, pues las calabazas deben alcanzar su peso máximo justo antes del pesaje del campeonato. Asimismo, el reglamento estipula que los competidores deben cultivar estas calabazas bajo ciertas condiciones meteorológicas y otras disposiciones acordadas con antelación.

Esto se hace con el propósito de garantizar que los participantes no alteren el crecimiento natural o la maduración de las calabazas.

Otras de las calabazas más grandes jamás registradas del mundo

A pesar de haber creado un récord prácticamente imbatible, en años anteriores también hubo otras calabazas que sobresalieron por su peso y tamaño, por ejemplo:

  • Calabaza gigante de 1157,5 kilogramos en España
Calabaza más grande de España

El récord de la calabaza más grande jamás registrada en España lo impuso el agricultor Rubén Mendi durante la segunda mitad del 2020. Con un peso total de 1157,5 kilos, Mendi logró vencer su propia marca anterior de 990,5 kilos. Además, consiguió llevarse el título de la segunda calabaza más grande del mundo.

Según Mendi, el nombre con el que bautizaron a esta gigante de casi dos mil kilogramos fue Gloria. De igual forma, afirmó que fue todo un reto conseguir que alcanzara ese tamaño, siguiendo las reglas del campeonato.

En aquel momento, Mendi comentó que su pasión era cultivar calabazas gigantes. No obstante, desde que empezó a competir logró posicionarse en el tercer lugar de los mejores cultivadores a nivel mundial.

Asimismo, sus calabazas son conocidas en todas partes y han ganado gran popularidad en las redes sociales debido a su aspecto y tamaño. Durante años también ha competido y ganado en campeonatos realizados en España y Portugal. En el futuro cercano, Mendi espera conseguir el récord mundial con una de sus asombrosas calabazas gigantes.

  • Calabaza gigante de 933,5 kilogramos en California

Otro de estos gigantes fue la ganadora del Campeonato Mundial de Safeway de pesaje de calabazas en Half Moon Bay, San Francisco. El agricultor tras esta maravilla de la naturaleza fue Johan Hwakley, quien concursó con otros 30 expertos en la materia.

El peso final que le dio la victoria a Hwakley fue de 933,5 kilos, equivalente a 2.058 libras, superando al subcampeón por 136 kilogramos.

En su entrevista, Hwakley confesó que su éxito se lo debía al clima cálido que hubo durante esa temporada de cosecha en California. Asimismo, después notificó que los 13.000 dólares del premio los usó para reparar los daños ocasionados en su hogar tras un fuerte terremoto.

Al final del evento, la calabaza fue exhibida en el festival de la calabaza de la misma localidad.

This div height required for enabling the sticky sidebar